Contraindicaciones para el Uso de Aceites para Masajes

Aunque los aceites para masajes tienen un origen natural, es importante tener en cuenta ciertos factores que podrían desencadenar reacciones adversas en el organismo.

Alergias

Las personas alérgicas a alguno de los componentes de los aceites podrían experimentar cuadros de hinchazón, urticaria, irritación, quemazón, dermatitis o asfixia, dependiendo del grado de intolerancia que padezcan. Por eso, ante la duda, es preferible evitarlos o consultar con un médico.

Uso Puro

Nunca se debe utilizar aceite esencial puro sobre la piel, excepto utilizando la técnica de masaje francés, ya que podría generar irritación, quemazón u otras reacciones adversas. Siempre debe mezclarse con aceites bases (como oliva, sésamo, maíz, almendras, cacahuate, etc.) antes de aplicarse en la piel.

Embarazo y Lactancia

En algunos casos, los aceites esenciales pueden resultar abortivos o tóxicos para el bebé cuando son transmitidos a través de la leche materna. Por ello, es recomendable consultar con un profesional o evitar su uso durante estas etapas.

Niños

Para los niños, se recomiendan determinados tipos de aceites, como el de almendras, que se utiliza mucho en bebés para humectar su piel y relajarlos después del baño o antes del sueño. Sin embargo, siempre debe consultarse previamente con el pediatra del pequeño.

Leave a Comment

Your email address will not be published.Required fields are marked *